Empty instagram token...

Radio Positiva
domingo, julio 12, 2020
portada

Hay sospechas de que se dejó morir a niño cuyos padres anunciaron que donarían sus órganos

Profesionales médicos que pidieron el anonimato resaltaron que tal como lo afirman los responsables del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante (INAT), el niño Hyian Eduardo Da Silva, de 10 años, no estaba con muerte cerebral, por lo que correspondía que el menor tenga las atenciones de salud que ameritaba el cuadro, procedimiento que no se llevó a cabo, lo que hace suponer que se optó por lo más fácil, el cual era esperar que se realice la extirpación de órganos, situación que no se concretó.

En comunicación con Radio Positiva, el Dr. Gustavo A. Melgarejo, presidente del Instituto Nacional de Ablación y Trasplante, expresó que “el proceso de donación voluntaria de órganos y tejidos verificados en fecha 18 de enero del 2019 en el hospital de la Fundación Tesãi de Ciudad del Este, no pudo ser viabilizado debido a que el paciente no cumplía los criterios de muerte encefálica establecidos en la Ley 6170/2018, por lo que no se pudo realizar la ablación de los órganos”.

Consultado si eso significaba que el niño no tenía muerte cerebral, tal como lo afirmó el Dr. Carlos María Domínguez, en una entrevista concedida a Radio Positiva el día viernes 18 de los corrientes, fecha en que el niño ingresó al hospital del Área 2, Melgarejo respondió afirmativamente expresando que “eso es así, el niño no tuvo muerte cerebral”, afirmó.

En aquella entrevista, el Dr. Domínguez había detallado el cuadro clínico del menor expresando que Hyian “hizo un paro respiratorio, se detectó la presencia de un quiste aracnoideo (quiste con hidrocefalia), además de una hipertensión intracraneana, lo que nosotros llamamos en términos médicos, un enclavamiento que se produce dentro del tronco cerebral”, manifestó.

Estas contradicciones entre las afirmaciones entre el Dr. Domínguez y los responsables del INAT, nos llevó a consultar a otros profesionales de la salud, quienes pidieron el anonimato.

A uno de los profesionales de la salud le preguntamos si es el niño no estaba con muerte cerebral, tal como se afirmó en principio, qué es lo que correspondía hacer en este caso.

Respondió que “si es que el niño no estaba con muerte cerebral, se hubiera operado, hecho catéter, algo se debió hacer, se debió luchar por su vida”, destacó.

Finalmente, Hyian falleció el viernes 18 de enero a las 22:45, el mismo día que llegó al nosocomio.

Luego de las declaraciones de algunos médicos de la Fundación Tesãi, reaccionaron los responsables del INAT, afirmando que un profesional del INAT fue enviado a Ciudad del Este, donde constató que el menor no estaba con muerte cerebral.

“El INAT, como ente regulador de las actividades de donación y trasplante de órganos y tejidos en el país, ha enviado a un profesional especializado del Instituto al nosocomio mencionado para apoyar el proceso y registrar lo acontecido en la ficha médica del paciente. Tras la verificación correspondiente, el profesional constató que no hubo muerte cerebral”, explicó Melgarejo.

Ante estos hechos, el Ministerio Público debió ya abrir una carpeta a los efectos de aclarar este penoso caso.

Deja una respuesta