Empty instagram token...

Nacionalesportada

Corte IDH constata que Arrom y Martí no agotaron las instancias

Durante la audiencia de casi 10 horas, realizada en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH), con sede en Costa Rica, que contó con presencia del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, el tribunal internacional tiene más clara la película de lo que ocurrió en el 2002, respecto al supuesto secuestro de Juan Arrom y Anuncio Martí, luego del plagio de María Edith Bordón de Debernardi, ocurrido en el 2001 en el país.

Juan Arrom y Anuncio Martí se había asilado en el Brasil desde ese momento y posteriormente denunció al Paraguay por su supuesto secuestro, alegando que fueron torturados para declarar que fueron ellos los actores intelectuales y materiales del secuestro de Bordón.

En tal carácter, pidieron la suma de 63 millones de dólares, que luego, durante la audiencia, redujeron a 50 millones de la misma moneda.

En tanto, el Estado paraguayo ratifica que los refugiados están vinculados con secuestros y que huyeron del país.

Tras la prolongada audiencia, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) logró aclarar este jueves varias situaciones vinculadas a la demanda por desaparición forzada y tortura promovida en contra el Estado paraguayo por los ex dirigentes de Patria Libre, Juan Arrom y Anuncio Martí.

Los magistrados, de acuerdo a sus preguntas, disiparon varias dudas sobre este caso.

Entre ellas, por qué los denunciantes no agotaron las instancias jurídicas internas antes de recurrir al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, puesto que dos días antes de culminar el juicio oral por el secuestro de María Edith Bordón de Debernardi, caso en el que están involucrados, huyeron del país y solicitaron refugio político en el Brasil, donde se encuentran hasta la fecha.

Durante el interrogatorio a Arrom, que compareció por videoconferencia, los jueces insistieron en detalles del día en que fueron hallados en una vivienda donde, según ellos, policías “a cara descubierta” los llevaron secuestrados y torturaron con la intención de que se declararan responsables del secuestro de María Edith de Debernardi y de estar planeando acciones con otros sectores de la oposición (oviedistas) para desestabilizar el país.

A los jueces les llamó la atención la forma en que fueron hallados en cautiverio y el hecho de que estuvieron en habitaciones con puertas sin llavearse.

Los jueces fueron contundentes en sus preguntas por lo que varios hechos denunciados por Arrom y Martí, les llevó a la conclusión que estos no agotaron las instancias legales abiertos durante el proceso.

Deja una respuesta